Escuela de arroces y paella valenciana

Viajes a Valencia

No, no estábamos realizando ningún tipo de hechizo extraño. Este era el paso final para crear la paella perfecta, según el chef Beni de la Escuela de Arroces y Paella Valenciana en Valencia, España. Pero rebobinemos hasta el principio de la clase.

Desde que pasé el verano en Valencia, tuve la suerte de probar una buena cantidad de platos de arroz, aunque ninguno de ellos era la tradicional paella valenciana. Me acercaba al final de mi estancia en la ciudad y sabía que tenía que probar la mejor que pudiera encontrar. Pero, ¿por qué comer simplemente la mejor cuando podía aprender a hacerla yo mismo? Había intentado cocinar una paella un par de veces en Los Ángeles y había fracasado estrepitosamente, así que estaba deseando aprender los secretos de los propios maestros. Además, asistir a una clase de cocina me hace apreciar el tiempo y el esfuerzo que conllevan los platos.

Entre en la Escuela de Arroces y Paella Valenciana. Esta escuela tiene fama de ser uno de los mejores sitios de paella de Valencia, tanto para aprender como para comer el plato tradicional. Mi amiga Josie estaba de visita en la ciudad, así que las dos optamos por ponernos los gorros de cocinero y los delantales (literalmente) y ponernos a cocinar.

¿Por qué Valencia es famosa por la paella?

El clima de Valencia es perfecto para el cultivo del arroz, y los valencianos han disfrutado de la paella de una forma u otra durante siglos. Todo empezó cuando los jornaleros que trabajaban en los campos del interior de Valencia cocinaban el arroz en una sartén plana con las verduras y la carne que encontraban.

  Paella valenciana a la leña

¿Cuál es la diferencia entre la paella y la valenciana?

Mientras que la paella española lleva arroz arborio teñido con hebras de azafrán, el arroz a la valenciana filipino lleva arroz glutinoso coloreado con semillas de kasubha o achiote. El arroz suele ir acompañado de pollo y salchichas.

¿Qué significa paella en valenciano?

Paella es una palabra valenciana que significa sartén, de la que el plato recibe su nombre. Los valencianoparlantes utilizan la palabra paella para todas las sartenes, incluida la tradicional sartén poco profunda utilizada para cocinar el plato homónimo. La sartén está hecha de acero pulido o recubierto con dos asas laterales.

Mi primera paella

La paella (/paɪˈɛlə/,[1] /pɑːˈeɪjə/,[2] py-EL-ə, pah-AY-yə, valenciano: [paˈeʎa], español: [paˈeʝa]) es un plato de arroz originario de Valencia. Aunque los no españoles lo consideran comúnmente como el plato nacional de España,[cita requerida] los españoles lo consideran casi unánimemente como un plato de la región valenciana. Los valencianos, por su parte, consideran la paella como uno de sus símbolos de identidad[3][4] Es uno de los platos más conocidos de la cocina española.

El nombre del plato proviene de la sartén tradicional, ancha y poco profunda, que se utiliza para cocinar el plato al fuego, siendo paella la palabra que designa a la sartén en la lengua regional valenciana. Como plato, puede tener raíces antiguas, pero en su forma moderna se remonta a mediados del siglo XIX, en la zona rural que rodea la laguna de la Albufera, adyacente a la ciudad de Valencia, en la costa mediterránea de España[5].

La paella valenciana es la paella tradicional de la región de Valencia, que se cree que es la receta original,[6] y consiste en arroz de grano redondo,[7] bajoqueta y tavella (variedades de judías verdes), conejo, pollo, a veces pato, y garrofó (una variedad de judía de lima o de mantequilla), cocinados en aceite de oliva y caldo de pollo.[8][9] El plato se condimenta a veces con ramas enteras de romero. Tradicionalmente, el color amarillo proviene del azafrán, pero se puede utilizar cúrcuma y caléndula como sustitutos. Los corazones y tallos de alcachofa pueden utilizarse como ingredientes de temporada. La mayoría de los cocineros de paella utilizan arroz bomba, pero los valencianos suelen utilizar un cultivar conocido como senia[10].

  Paella de marisco valenciana

Azafrán de mar

El arroz es absorbente y actúa como “conductor” de todos los sabores de la mezcla de carnes y verduras. Por eso, cuando te sientas a comer la paella, es el sabor del arroz el que determina si realmente la has picado.

Y ahora la parte divertida. Servir mi creación a mi mujer, a nuestros mellizos de once años y al mayor, un adolescente temperamental. Normalmente, todos se quejan de que mi cocina no es perfecta, pero esta vez sólo recibieron cumplidos.

Estábamos reunidos en el restaurante al aire libre del hotel familiar de Rioja, el Hotel Rioja.    Situado en Benisanó, un pequeño pueblo al norte de la ciudad, Rioja es el jefe de cocina y se ha convertido en una meca para los chefs de toda España que vienen a probar su trabajo.

A diez minutos en coche (o en autobús) hacia el sur de la ciudad se llega al Parque Natural de la Albufera, una enorme laguna que mezcla agua dulce y marina y abastece a los arrozales de los alrededores. Aquí tomamos una barcaza de fondo plano con un guía para recorrer sus tranquilas y verdes aguas.

Durante el crucero, Santos Ruíz, presidente de la Denominación de Origen del Arroz Valenciano, nos explicó que fueron los árabes, que gobernaron la península ibérica hasta el siglo VIII, quienes introdujeron por primera vez el arroz en España.

  Paella valenciana arroz sos

Tour valencia

Durante las últimas tres décadas, María y yo hemos buscado una gran paella, quizá incluso la mejor del mundo. Creemos que la hemos encontrado en Valencia, lo que no es de extrañar, ya que esta ciudad es la cuna del famoso plato de arroz. Podemos pensar que somos irremediablemente parciales en esto ya que María y yo hicimos la paella. Pero sí, mientras estuvimos en Valencia, preparamos la paella de marisco más sabrosa.

La Escuela de Arroces y Paella Valenciana se fundó en 2014 para combinar la instrucción en el arte de la paella con la inmersión cultural, que incluye la compra de los ingredientes adecuados y la difusión de la historia y el significado social del plato. Los estudiantes cocinan aquí, en lugar de ver una demostración. También pueden disfrutar de grandes vinos locales después de la clase. Más de 10.000 alumnos son ahora auténticos embajadores de la paella en todo el mundo.

No sabíamos qué esperar ni cuántos compañeros se unirían a nosotros cuando llegamos una mañana de finales de otoño a la sede de la escuela, en el corazón del casco histórico. Pensamos que seríamos los primeros en llegar, pero nos encontramos con una larga mesa llena de aspirantes a paelleros ansiosos por empezar. La mayoría estaba haciendo una paella valenciana tradicional con conejo y pollo, mientras que nosotros, y otro afortunado estudiante, haríamos una versión de marisco.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad