Paella mixta de marisco y pollo

Paella de España en un tenedor

La receta de la paella de marisco -o Paella de Marisco, como se conoce en español- es una de las variantes de paella que más se disfrutan en el mundo, junto con la auténtica Paella Valenciana, y la deliciosa Paella de Pollo.

La paella de marisco es, por su característica presentación con gambas, cigalas y almejas, sin duda la más conocida de las paellas en cuanto a su aspecto. De hecho, la paella de marisco es tan conocida que mucha gente tiene la impresión de que toda receta de paella incluye marisco.

A la hora de preparar esta maravillosa paella de marisco, es muy importante utilizar el equipo adecuado. Por ejemplo, una paellera de buena calidad es absolutamente esencial para conseguir un buen resultado final. También es muy recomendable el uso de un quemador de paella porque distribuye de forma óptima el calor bajo la paellera.

4 cucharadas de aceite de oliva 4 cigalas12 gambas grandes1/2 lb de calamares2 dientes de ajo2 cucharadas de perejil picado2 cucharaditas de pimentón dulce en polvo 2 tomates1 lb de arroz bomba 20 hebras de azafrán 6 tazas de caldo de marisco 4 mejillonesSal

La paella se come en serio

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD:Nuestras ilustraciones son de carácter informativo y sirven para ilustrar trabajos realizados por nosotros mismos en nuestras propias instalaciones para nuestro propio uso y satisfacción. Los lectores que se propongan realizar trabajos similares inspirados en el método siguiente lo harán bajo su propia responsabilidad y riesgo.

  Paella de marisco al horno

LO QUE NECESITA12 mejillones congelados con media concha12 gambas medianas o grandes10 trozos de muslos de pollo deshuesados450 g de anillos de calamares congelados2 filetes de pescado blanco congelados125 g de salchichón2 tazas y media de arroz de grano largo1,5 L de caldo de verduras0. 5 L de caldo de pollo1 taza de aceite de oliva2 tomates rojos2 pimientos pequeños o 1 grande, rojos o amarillos100 g de guisantes congelados50 g de rodajas de zanahoria congeladas8 dientes de ajo2 cucharadas de café de especias para paella ya mezcladas1 cucharada de café de cúrcuma (en polvo)1 cápsula de azafránOtros ingredientes para la preparación de las gambas y los mejillones, ver más abajo.

Calentar un poco de vino blanco para cocinar y añadir una cebolla mediana picada junto con los mejillones congelados y un poco de perejil fresco.Seguir removiendo a fuego fuerte hasta que los mejillones se descongelen completamente.Escurrir y reservar los mejillones y el jugo.

La verdadera paella

Una ocasión festiva requiere una gran declaración, y esta paella es precisamente eso: un colorido plato de arroz repleto de almejas, mejillones y gambas, junto con chorizo ahumado y azafrán para obtener toneladas de sabor. No hace falta mucho más para acompañarla, pero puedes hacer una ensalada verde si te sientes inspirado.

Como no tengo una paellera, utilicé la sartén más grande y resistente de mi colección de sartenes. Una sartén de hierro fundido sería ideal, pero la mía no era lo suficientemente grande y descubrí que mi sartén pesada funcionaba bien. A falta de una sartén grande, también se puede utilizar una sartén mediana para asar (aproximadamente 14×10 pulgadas).

  Paella de marisco para 2

Aunque se puede cocinar la paella completamente en el interior, encima de los fogones, si se tiene en cuenta el origen de la paella en la leña, tiene todo el sentido del mundo cocinarla al aire libre en la parrilla. Para esta receta, la empecé en la estufa mientras se calentaba la parrilla, y luego la terminé en la parrilla. El objetivo es que el fuego sea uniforme, constante y medio.

La paella es la madre de todas las comidas de una sola olla, por lo que es un plato de fiesta supremo. La improvisación es lo que manda, ya que incluso en España la cuestión de los ingredientes que deben ir en la paella es muy discutida, por lo que es imposible que los extranjeros, y mucho menos los españoles, los dicten estrictamente.

Receptor de paella de marisco

Daniel se unió al equipo culinario de Serious Eats en 2014 y escribe recetas, reseñas de equipos y artículos sobre técnicas de cocina. Antes fue editor de alimentos en la revista Food & Wine y redactor de la sección de restaurantes y bares de Time Out New York.

“Sólo un poco más, quiero conseguir un buen socarrat para las fotos”. Dije esas palabras con demasiada confianza, y las repetí demasiadas veces, mientras mis lotes de prueba de paella terminaban de cocinarse sobre brasas humeantes en una parrilla exterior. Mi objetivo era conseguir esa famosa costra de arroz de color cobrizo en el fondo de la amplia paellera, y estaba seguro de que lo conseguiría. Pero no lo hice. Lo quemé. Y luego lo volví a quemar.

  Paella de marisco valenciana

Hay que saber muchas cosas sobre la paella, pero una de las más importantes es ésta: No quemes tu paella en busca del socarrat definitivo. El socarrat es algo que se aprende a hacer con el tiempo, a medida que se domina la propia configuración: el carbón o la leña que se utiliza, la parrilla en la que se trabaja, la receta de paella específica que se prepara. No es algo que se pueda hacer casualmente sólo porque se crea que se sabe manejar un fuego vivo. (Esto es un guiño a mí mismo, por si no ha quedado claro).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad