Como hacer una paella de carne

Arroz

La paella es un plato clásico español que lleva arroz al azafrán con chorizo, pollo y marisco. Esta sencilla receta adoba el pollo con pimentón y orégano para darle más sabor y añade las gambas en el último momento para obtener un resultado fantástico. Sirve esta deliciosa paella en el centro de la mesa para que todos puedan comer.

Cuando necesites una comida abundante, deliciosa y fácil de hacer, recurre a la paella: La mejor comida española de una sola olla. Este sabroso plato de arroz está listo en sólo una hora. Además, se te hará la boca agua durante toda la cocción gracias a sus aromáticos ingredientes.

No necesariamente. Aunque una paellera está diseñada específicamente para hacer paella (obviamente), no hace falta una para hacer una gran paella. Una paellera es ancha y poco profunda, lo que ayuda a crear una buena costra en la paella. Pero si no tienes la sartén especial, puedes utilizar cualquier sartén ancha y poco profunda.

¿Qué le gusta de la paella a la productora culinaria Nicole McLaughlin (también conocida como Nicole McMom)? “Me encanta para el entretenimiento porque la sirves directamente en el plato, y en realidad es una forma bastante asequible de alimentar a mucha gente”. Aquí están algunos de sus mejores consejos y trucos para hacer esta maravilla de una sola olla:

  La mejor paella de carne

Pollo

He estado locamente enamorada de la comida y pegada a los fogones desde la tierna edad de cuatro años. Desde entonces, he tenido el placer de aprender de increíbles cocineros familiares, trabajar en maravillosos restaurantes y recibir una amplia formación culinaria. También me encanta viajar a lugares lejanos y apreciar la comida en la medida de lo posible. Verá que mi estilo de cocina es global y ecléctico. Cualquiera que me pregunte: “¿Cuál es su plato favorito?”, nunca obtendrá de mí una respuesta directa. ¿Por qué? Porque nunca me puedo conformar con una sola cocina. Eso hace que la comida sea más interesante, ¿verdad?

0:58receta de paella de pollo – en 11 pasospaellasyoutube – 30 nov 2020

Daniel se unió al equipo culinario de Serious Eats en 2014 y escribe recetas, reseñas de equipos, artículos sobre técnicas de cocina. Antes fue editor de alimentos en la revista Food & Wine, y redactor de la sección de restaurantes y bares de Time Out New York.

  Paella carne y verduras

“Sólo un poco más, quiero conseguir un buen socarrat para las fotos”. Dije esas palabras con demasiada confianza y las repetí demasiadas veces, mientras mis lotes de prueba de paella terminaban de cocinarse sobre brasas humeantes en una parrilla exterior. Mi objetivo era conseguir esa famosa costra de arroz de color cobrizo en el fondo de la amplia paellera, y estaba seguro de que lo conseguiría. Pero no lo hice. Lo quemé. Y luego lo volví a quemar.

Hay muchas cosas que hay que saber sobre la paella, pero una de las más importantes es ésta: No quemes tu paella en busca del socarrat definitivo. El socarrat es algo que se aprende a hacer con el tiempo, a medida que se domina la propia configuración -el carbón o la madera que se utiliza, la parrilla en la que se trabaja, la receta de paella específica que se está haciendo. No es algo que se pueda hacer casualmente sólo porque se crea que se sabe manejar un fuego vivo. (Esto es un guiño a mí mismo, por si no ha quedado claro).

  Paella de verduras y carne

Chorizo

Esta receta de paella es un verdadero clásico español, al que se le da un toque de lujo con la inclusión de cigalas, pero puede utilizar gambas en su lugar. El truco de la paella es no removerla demasiado a menudo, o el arroz soltará mucho gluten, dándole una textura parecida a la del risotto. En lugar de eso, déjalo reposar y permite que el arroz absorba todos esos increíbles sabores.

Introduce rápidamente los mejillones con unos 50 ml de agua y vuelve a tapar la olla. La idea es que los mejillones se cocinen al vapor lo más rápidamente posible, por lo que hay que mantener la tapa puesta y el fuego alto.

Después de un par de minutos, retira la tapa y echa un vistazo a los mejillones: si se han abierto, están listos. Cuela con un colador fino y cúbrelos con un paño de cocina hasta que los necesites para que no se sequen

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad